Tiburón Cerdo
Tipos de tiburones

Tiburón cerdo

Existen pocos escualos tan característicos como el tiburón cerdo, que debe su nombre a la forma tan especial de su cabeza.

Gracias a ella se puede reconocer de inmediato, aunque lo cierto es que esta especie no es de los tiburones más famosos. De hecho, creemos que pocas personas dirían que el oxynotus centrina es un tiburón si lo ven de frente y no aprecian la aleta.

Características del tiburón cerdo

La principal característica del cerdo marino es su cara que de hecho es la que le da el nombre común por el que se le conoce.

Tiburón Cerdo

Visto de frente, la cara de este animal se asemeja mucho a la de un cerdo, pues es ancha y tiene unos pliegues que forman una estructura similar a la de la nariz de estos animales domésticos.

Su boca también es muy especial, con los dientes por fuera en una estructura triangular y que parece que están apiñados al tener nueve filas.

A diferencia de otros parientes, el tamaño del tiburón cerdo no impresiona. Lo normal es que apenas lleguen al metro, aunque sí se han capturado ejemplares de hasta un metro y medio.

¿Qué come el cerdo marino?

Dado su pequeño tamaño, el oxynotus centrina no se alimenta de grandes presas, centrándose en los crustáceos, moluscos y peces óseos pequeños.

La mayoría de su menú se componen de animales duros y parece que de ahí viene esa dentadura tan distintiva, que gracias a su forma actúa como si fuera un abrelatas y le permite partir conchas y caparazones.

¿Cómo se reproduce?

Como otros tiburones, el cerdo marino es ovovivíparo. En este tipo de reproducción este tiburón pone huevos, pero no los expulsa del cuerpo manteniéndolos dentro hasta que los embriones se han desarrollado por completo.

En el caso de este animal, pone los huevos tres meses después de la cópula, eclosionando enseguida y saliendo de ellos de seis a ocho alevines que miden alrededor de los 20 cm.

¿Dónde vive el tiburón cerdo?

Su distribución es muy amplia, ya que se puede ver por todo el Atlántico oriental, por el Índico occidental y en el Mediterráneo algo que se debe a que tiene la capacidad de adaptarse a todo tipo de temperaturas, desde las más frías a las más cálidas.

Pasa una buena parte de su tiempo en los fondos, en donde se puede alimentar mediante la succión que ejerce con su boca, a unas profundidades que pueden llegar hasta los 700 metros, aunque parece que casi siempre lo podemos encontrar en cotas que rondan los 100 metros.

¿Está en peligro de extinción?

Ahora mismo no está en peligro de extinción a nivel global, pero sí incluido en la lista de especies vulnerables. En el Mediterráneo está prohibida su captura, pues parece que en esta zona sí que está el peligro.

No se pesca para consumir su carne, pero como ocurre con otros tiburones este cerdo marino está teniendo problemas con la pesca comercial de arrastre.

Cuando los grandes barcos de pesca lanzan sus redes no discriminan entre especies comerciales y las que no lo son, por lo que muchos tiburones cerdo acaban atrapados en ellas y mueren.

Dado los pocos alevines que tienen, y que muchos de ellos mueren, poco a poco se genera un problema que lo puede llevar a engrosar la larga lista de especies en peligro en todo el mundo, no solo en el Mediterráneo.

¿Es peligroso para las personas?

No representa ningún peligro para las personas y no se tienen noticias de ataques. Su pequeño tamaño y su hábitat hacen poco probable que coincida con humanos, por lo que no hay que temer nada de él.

Muere enseguida en cautividad

Aunque tenemos algunos datos sobre este pequeño tiburón, lo cierto es que se sabe mucho menos que sobre otros escualos.

La razón es que la mayoría de los intentos de tener al tiburón cerdo en cautividad, en acuarios, han fracasado.

Este animal parece que no se adapta bien al encierro y a los pocos días deja de comer y muere sin que los cuidadores puedan hacer nada para evitarlo, lo cual es una lástima pues nos impide saber más sobre este escualo de cara simpática y dientes amenazantes que no representa ningún peligro para los seres humanos.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *