Tipos de tiburones

El tiburón fantasma, su extraño aspecto y la dificultad de encontrarlo

El tiburón fantasma pertenece a la familia Chimaeriformes, que son el conjunto de peces cartilaginosos. Hay un único ejemplar de la clase Holocephali llamados tiburones fantasma. Hoy en día solamente podemos contar con 47 especies, pero no hay apenas relación entre los fósiles encontrados y los tiburones que existen actualmente. También se les conoce de manera popular como peces rata o quimera azul de nariz puntiaguda.

Un tiburón con un aspecto raro

Estos escualos tienen un aspecto muy extraño: cuentan con una cabeza enorme con protuberancias, la boca es parecida a la de los conejos y la cola se parece a la de las ratas. Por esta razón, se les ha atribuido el nombre de quimeras, relacionándolo con el monstruo de la mitología griega que une partes de muchos animales.

Características de los tiburones fantasma

La longitud de estos animales no excede de 2 metros, pero la mayoría del cuerpo se le atribuye a su cola. Poseen una espina venenosa delante de la aleta dorsal mediante la que envenenan a las presas o a los animales que los ataquen.

– Se distingue a esta especie de tiburón por un intenso color entre azul y blanco, lo que le da el nombre de tiburón fantasma.

– Su nariz, como ya hemos dicho, es puntiaguda; y los machos tienen un órgano reproductor en la cabeza, pero es retráctil.

– Las diferentes investigaciones han sabido de esta especie de tiburón gracias a las especies muertas que llegaban a la costa del mar.

– Es sencillo reconocer al tiburón fantasma porque la estructura de su hocico es parecida a un palo, su boca está detrás de éste y los ojos normalmente tienen un color verde, los cuales se colocan por encima de su cabeza. Solamente poseen una abertura branquial delante de la aleta pectoral, que se sitúan a cada lado de estos tiburones.

Hábitat y área del tiburón fantasma

El área en la que este escualo se encuentra es muy grande. El lugar en el que se deben hallar estos tiburones está alrededor del mar de Tasmania, pero hay más especies entre el sureste y el centro del océano Pacífico.

El comportamiento que presenta es que actúa de manera muy rápida y tiene movimientos veloces.

Alimentación por clarificar

El tiburón fantasma, al igual que la mayoría de los tiburones, es carnívoro, aunque no se conoce a ciencia cierta cómo es la alimentación de estos peces debido a los factores que antes se han mencionado: profundidad y rapidez del tiburón. Se cree que se alimenta de crustáceos y de peces más pequeños que él.

Reproducción

Al contrario que en otras especies de tiburones, este tiburón de la clase Holocephali cuenta con una reproducción ovípara: lo hace a través de huevos. El apareamiento de esta especie empieza cuando tienen madurez, al ser adultos.

En la mayoría de casos esta madurez se consigue cuando alcanzan los 55 centímetros. Al igual que con otros grupos de tiburones, no se sabe mucho de la manera de reproducción por falta de estudios científicos. Lo que conocemos de este animal es porque al observarlos y estudiarlos ha sido en mitad de la copulación.

Únicamente se puede contar con 2 o 3 especies de tiburones fantasma en un año y la mayor parte de estudios se han realizado en tiburones solitarios, no se ha dado en parejas o en grupos de escualos unidos que vayan juntos a cazar alimento.

En la actualidad, estos peces están diagnosticados por la ciencia como animales de preocupación menor porque no son fáciles de encontrar. Un contacto muy próximo con el ser humano es la pesca que se realiza sin ningún tipo de control hacia ellos; llamada pesca de arrastre.

Dificultad de estudio

Esta especie de animal habita en las profundidades, a 2 kilómetros normalmente, y la velocidad a la que se mueven hacen muy complicada su visión.

De hecho, esta especie fue descubierta por primera vez en el año 2002 en las inmediaciones del sur del océano Pacífico, cuando, por mera casualidad, un grupo de científicos realizaban investigaciones rutinarias de reconocimiento con vehículos con control remoto.

Posteriormente pudieron analizar imágenes anteriores para corroborar que algunas grabaciones correspondían a esta especie, vista 6 veces entre los años 2000 y 2007 a diversas profundidades de entre 1630 y 2063 metros. La descripción exacta de los ejemplares hallados se denomina Hydrolagus Trolli, que, en lugar de dientes, posee placas dentadas.

La complejidad de su análisis debido a la velocidad que alcanzan, hace dudar a los investigadores sobre si los ejemplares que fueron analizados pertenecen a la especie trolli. En el caso de que no fuese así, este descubrimiento daría lugar a una especie de quimera no descubierta anteriormente.

En el año 2009 se empezaron a ver especies de tiburón fantasma en Hawái y California a unas profundidades que no eran habituales. En este momento los científicos aprovecharon para analizarlo más a fondo y les hizo plantear la hipótesis de que el tiburón fantasma habite todo el océano Pacífico.

Concretamente, en este mismo año descubrieron una nueva especie de tiburón quimera, el Hydrolagus melanophasma, cuando 6 de los animales que pudieron observar no guardaban relación con las otras especies conocidas en el norte del océano Pacífico.

Lo curioso de las investigaciones que persiguen al tiburón fantasma es que se producen nuevos avistamientos y detecciones de especies novedosas cuando se están realizando expediciones con el objetivo de encontrar otros ejemplares de especies ya detectadas.

Utilización comercial y prestigio del tiburón fantasma

Estos peces se utilizan para fines comerciales en el sur de Australia y Nueva Zelanda, aunque esta especie en concreto no es objetivo para los pescadores. Cuando se produce la pesca de uno de éstos suele ser en las pesquerías de bacalao. En las costas de Nueva Zelanda se pescan tiburones fantasma, cuya dirección de casi todos ellos es hacia Australia.

Una tribu conocida como Ngai Tahu Maori consideran el tiburón fantasma algo prestigioso para el consumo habitual. Durante el verano pescan a esta especie de tiburón, los secan y los guardan en bolsas de algas.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *